DATOS DEL LIBRO

978-84-7274-370-0

Albatros Ediciones

541 páginas a color
Tapa blanda
Más de de 300 fotografías

DINÁMICA DEL FUEGO: ORIGEN Y CAUSA DE LOS INCENDIOS

«La mejor manera de prevenir, controlar y extinguir un incendio, es conocer el origen del mismo, la fuente de calor que lo origina y los factores que lo desencadenan. Es obvio que si se desconocen las causas y las circunstancias que dan génesis al incendio y su evolución, no se podrán tomar las adecuadas medidas para prevenirlos, ni las más apropiadas técnicas de protección, así como los más eficaces métodos de control y extinción.

El conocimiento de la dinámica de un incendio aporta luces de cómo se podría haber evitado su causa, delimitar su propagación y, en consecuencia, mitigar sus efectos.

En toda investigación se debe seguir una metodología basada en las observaciones de campo y tomas de mues­tras. Las investigaciones de incendios, cuyo fundamento se basa únicamente en las manifes­taciones realizadas por los testigos, son acientíficas, y no debe olvidarse que, en este campo, es donde a menudo lo que parece ser, no es lo que realmente ha ocurrido. En resumen, al igual que en la medicina forense, en la parte de la ingeniería forense que estudia el origen y causas de los incendios, es el escenario donde transcurre el mismo el que indica cómo han ocurrido los hechos.»

Vicent Pons i Grau, Doctor Ingeniero Industrial. Ingeniero Químico IQS

DATOS DEL LIBRO

978-84-7274-324-3

Albatros Ediciones

289 páginas
Tapa dura

INTRODUCCIÓN A LA INGENIERÍA FORENSE

«Toda ciencia forense tiene un objetivo bien definido: establecer cómo y por qué ocurrió un determinado accidente/siniestro, no para establecer responsabilidades, competencia ésta de los Tribunales Ordinarios de Justicia, sino para ayudarlos a esclarecer el hecho, acrecentar el acervo científico y tomar todas las acciones pertinentes para que el suceso no se repita. En la actualidad el constante desarrollo industrial se ha traducido en una mayor presencia del riesgo tecnológico que ha llevado consigo un aumento en el número y tipología de siniestros. La ingeniería, como motor de la tecnología, está presente en muchas de las fuentes potenciales de generar un riesgo. Este riesgo representa un peligro en todo el amplio concepto de la palabra, pero no podemos renunciar a los avances tecnológicos, ya que en muchos casos son necesarios y aumentan la calidad de vida: La electricidad presenta un peligro, ya que es susceptible de dar génesis a incendios, pero nadie se cuestiona su utilización en la actualidad.

En el presente libro se exponen de forma clara y amena los principales campos de la Ingeniería Forense, con la finalidad de que el lector tome conciencia de las distintas tipologías de siniestros, métodos de investigación y causas en cada campo. A medida que han progresado los estudios y avances científicos en los procedimientos de determinar la relación causa-efecto, ha quedado patente que los accidentes/siniestros, no son fruto de la fatalidad. La posibilidad de establecer la causa de los mismos permite evitar que se repitan. Este libro ha sido escrito por diferentes profesionales de la ciencia forense, especialistas en las diversas ramas técnicas de la misma, siendo coordinado por el Dr. Ingeniero Industrial Vicent Pons Grau.»

DATOS DEL LIBRO

978-84-935486-2-9

Editorial Aurom, S.L

255 páginas a color
Tapa blanda

LA EXPLOSIÓN DEL MONTE

«Durante millones de años, antes de que el hombre domesticase el fuego, el mismo fue observado como un fenómeno que en ocasiones se presentaba espontáneamente en la naturaleza.Sin lugar a dudas, entre estos fuegos “naturales», el que más veces contemplarían sería el incendio de montes y praderas. Así pues, hasta comienzos de la Historia, el incendio forestal fue casi exclusivamente un fenómeno de la naturaleza.

Hoy en día hay incendios forestales que por su casuística son consecuencia de fenómenos naturales, como los debidos a caídas de rayos o autofermentaciones (metanogénesis) de materia orgánica. Pero la invasión de montes y bosques por el ser humano con todas sus consecuencias: incivismo, negligencias, actos vandálicos, intereses mezquinos, fallos técnicos en instalaciones que cruzan los montes o en sus cercanías, etc., han hecho del incendio forestal una consecuencia consustancial con la actividad humana.

La lucha contra el incendio forestal es ardua, dificultosa y peligrosa. Las condiciones cambiantes sobre el escenario donde se desarrolla el incendio crean una sensación de impotencia entre los efectivos, que ven como en muchas ocasiones no se obtienen los resultados deseados.

Declarado el incendio forestal, durante la evolución y desarrollo del mismo, ocurren fenómenos que son innatos por determinadas circunstancias en el escenario donde el mismo se desarrolla: barrancos y ríos, tipo de vegetación, corrientes de viento anómalas y repentinas, etc. Uno de estos fenómenos que puede tener lugar durante la evolución de un incendio forestal es la explosión del monte (fire blowup en terminología anglosajona).»

Vicent Pons i Grau, Doctor Ingeniero Industrial. Ingeniero Químico IQS